Hermandad Los Javieres

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Stmo. Cristo de las Almas, María Santísima de Gracia y Amparo, María Inmaculada y San Francisco Javier (Javieres).

Parroquia de Omnium Sanctorum

. (Dos «pasos»).

Pagina Web

Redes Sociales

Proyecto realizado por D Manuel Guzmán Bejarano, en madera de pino de flandes tallada y dorada en 1955, con sinuosas lineas en bombos y perfiles que delatan el estilo barroco que lo preside. El primer dorado fue efectuado en el taller de González y Ortiz.

Los respiraderos también son de D Manuel Guzmán Bejarano y los doró Manuel Calvo Camacho en su taller del convento de san Clemente.

El canasto, lleva tallados bustos de personajes bíblicos de 12 centímetros y angelotes de unos 20 centímetros de altura, de aire manierista, tallados por Rafael Barbero y Francisco Buiza.

Costaleros 34 Capataz Rafael Díaz Talaerón Música Silencio

El paso es de estilo neobarroco, según proyecto de D Antonio Dubé de Luque. El palio realizado por D José Ramón Paleteiro, es de terciopelo de Lyon de color burdeos, bordado en oro, con flecos dorados borlas y cordones. El techo de palio bordado en oro fino con motivos vegetales entrelazados entre sí, estrenado en 2002.

La gloria representa la imagen de la Inmaculada Concepción que es titular de la Hermandad, a la que dos ángeles presentan a San Francisco Javier, bordada en sedas de colores.

Los respiraderos obra del orfebre D Ramón León se realizó entre los años 1991 a 1993. En el centro de cada uno, hay una capilla con imágenes de María, en el delantero María Inmaculada, la Gran Madre en el derecho y en el izquierdo la Reina de Todos los Santos.

Los candelabros de cola tienen su base circular, en madera negra anclada en los quintos entrevarales. Cada uno se desarrolla en ocho puntos de luz, cuyos guardabrisas llevan unas coronitas de metal blanco. Los realizó D Manuel de los Ríos en 1985. Son llamativas las bases que simulan están sostenidos por un par de costaleros.

Costaleros Capataz Rafael Díaz Talaerón Música Banda Sinfónica Julián Cerdán de Sanlúcar Barrameda Cadiz

El Reverendo Padre D. José Luís Díez S.J. encarga a José Luís Pires Azcárraga la realización del Cristo, según contrato firmado el 11 de abril de 1945, por el cual el imaginero portugués se comprometía a realizar la talla por un importe final de 6.500 pesetas. La talla está labrada en madera de pino de Flandes y una altura de 168 centímetros.

La imagen representa a Cristo muerto, rígido, de musculatura correosa y poco matizada, con la cabeza reclinada sobre el lado derecho, donde los párpados y el entrecejo fruncido muestran con vigor la magnitud del sufrimiento. Las piernas, muy robustas, y los pies, con un movimiento hacia dentro.

Su primera salida procesional la realizó el Martes Santo del año 1957,  y la efectúa desde la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús (Iglesia de los Jesuitas) donde fue creada, en un solo paso, completamente terminado.

La imagen ha sufrido tres restauraciones: por el imaginero Francisco Espinosa de los Monteros (1956), que le retalló las piernas y adaptó una nueva cruz arbórea, por Jesús Santos Calero (1990) y por Juan Manuel Miñarro López (1998), que levantó repintes, efectuó una limpieza general de la policromía y nueva corona de espinas.

María Santísima de Gracia y Amparo

El Rvdo. Padre D. José Luis Díez S.J. encarga a Fernández-Andes la realización de la Virgen, según contrato firmado el 25 de agosto de 1945, labrada en madera de pino, ofrece un aspecto adolescente, presentado la cara una suave óvalo con facciones de gran ternura, delicadeza y fragilidad. La mirada es frontal y hacia abajo, a través de unos ojos a medio entronar, bajo cejas curvadas suavemente. Por sus mejillas se deslizan cinco lágrimas, la boca se muestra entreabierta pudiéndose apreciar los dientes superiores.

En el año de 1965, el año de las misiones generales en Sevilla, nuestra titular, María Santísima de Gracia y Amparo fue trasladada a la barriada de los pajaritos, a donde fue portada a hombros de sus hermanos. Presidió el cruce de las calles Azor y Estornino.

Sale en Estación de penitencia a los pies del Crucificado, en modo”Stabat Mater”, en el Martes Santo del año 1969, y desde 1980 en su paso de palio.

Durante los años de existencia de la talla, sólo ha sufrido una restauración realizada por Manuel Ramos Corona, que retalló boca y entrecejo, volviéndola a encarnar, igualmente ejecuta nuevo candelero, en 1992. En el 2015 la restauradora Dª Esperanza Fernández, realiza labores de limpieza y conservación.

Marchas Destacadas

  •  Gracia y Amparo (Gabriel Ríos Amores 1980)
  • – Cristo de las Almas (Ignacio Otero Nieto 1987)
  • – María Santísima de Gracia y Amparo (Ignacio Otero Nieto 1989)
  • – Gracia y Amparo (Abel Moreno Gómez 1990)
  • – Amparo de nuestras Almas (Juan Velázquez Sánchez 1996)
  • – Virgen de Gracia y Amparo (Felipe Campuzano 2002)
  • – Llena eres de Gracia (Francisco Javier Alonso Delgado 2003)

 La hermandad es de reciente creación, pues se fundó en 1945, en plena posguerra. Nace dentro de la Compañía de Jesús, que tenía su sede junto a su casa profesa, en la iglesia del Sagrado Corazón, en la calle Jesús del Gran Poder. La orden de San Ignacio dentro de su acción pastoral, para conseguir la atracción, formación y perfeccionamiento de los jóvenes, tenía establecidas por entonces en Sevilla, sobre 1940, tres congregaciones mariana:

– Los Javieres que aglutinaba trabajadores más o menos jóvenes. Ocupando locales colindantes con la residencia de los Jesuitas, en la calle Jesús del Gran Poder.

Las tres congregaciones bajo el manto de la Inmaculada y cada una de ellas con el patrocinio de sus patronos: San Luis de Gonzaga, San Estanislao de Kostka y San Francisco Javier. Sobre el periodo 1940-1945 regentaban la Iglesia del Sagrado Corazón, los padres jesuitas Pedro Ayala, Antonio Luque y José Luis Díez.

La congregación de los Javieres estaba dirigida espiritualmente por el padre José Luis Díez Gutiérrez-O’Neill. Se empieza a fraguar la idea de una Hermandad, es en 1945 cuando se encargan las imágenes titulares. El acuerdo de la fundación de la hermandad se plasmo sobre 1946 y desde entonces se consideró un hecho consumado.

Los comentarios están cerrados.