Hermandad Macarena

Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora del Santo Rosario, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena. 

Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena. (Dos «pasos»).

TÚNICAS: Sotana y capa blanca con antifaz de terciopelo morado, los nazarenos del Señor, sotana y capa blanca con antifaz verde de terciopelo, los de la Virgen.

Se fundó esta Hermandad, en el derruido convento de San Basilio, aprobándose sus primeras Reglas el 24 de Noviembre de 1595, bajo el nombre de “Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza”. La primera estación la realiza por primera vez en 1624, aunque con anterioridad lo hacía acompañando a la de la Sagrada Cena, Humildad y Paciencia. En estos primeros años, la Hermandad procesionaba la Imagen de un crucificado, obra del escultor Pedro Nieto, y la Imagen enlutada de la Virgen de la Esperanza.

En el año 1654, se traslada a la Parroquia de San Gil, remodelando entonces su nombre y pasando a denominarse “Hermandad de la Sentencia de Muerte que dieron a Cristo Nuestro Redentor y Nuestra Señora de la Esperanza”. Este nuevo título obligaba a la Hermandad a construir un paso procesional alusivo a este pasaje evangélico, permitiendo a aquellos hermanos que quisieran disciplinarse, acompañar como flagelantes a este nuevo misterio de la Semana Santa sevillana. En estos años, la Hermandad acostumbraba hacer estación a la S.I. Catedral con tres pasos.

El 31 de enero de 1793, el Consejo de Castilla aprueba la fusión de la Hermandad de penitencia y sangre del Cristo de la Sentencia y Virgen de la Esperanza con la del Santo Rosario. En los nuevos estatutos se incluye dualidad de mayordomías y secretarías, que llevarán por separado la contabilidad y el despacho de documentación.

Una figura clave en la Historia de la Hermandad, y en el resto de las Hermandades de Sevilla, fue Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1853-1930). Entre 1888 y 1925 perteneció de forma ininterrumpida a la Junta de Gobierno, desempeñando los cargos de Mayordomo de la Esperanza y del Rosario, Prioste, Consiliario y Teniente de Hermano Mayor. Tras aportar a la mayordomía de la Esperanza varias de sus claves de identidad, Juan Manuel modificó el “tocado” de la Virgen, creando una fórmula original para vestirla. Creó con sus bordados (palio, faldones, mantos, insignias, …) y diseños, donde alcanzó cotas insuperables, el “modelo macareno”, transformando también de forma radical las túnicas de los nazarenos, así como la indumentaria de los “armaos”. En señal de reconocimiento a tan destacado artista, la Hermandad le ha erigido un busto, obra del escultor D. Luis Álvarez Duarte, que se ha situado junto al Arco de la Macarena

Dos “pasos” hacen estación a la S.I. Catedral, en la madrugada del Viernes Santo, En el primero de ellos, aparece Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, escultura de Felipe de Morales Nieto realizada en 1654. Se muestra la Imagen del Señor maniatado entre soldados romanos y sayones; uno de ellos va leyendo la sentencia; Pilatos se lava las manos en una palangana que le presenta un esclavo negro. Acompaña al gobernador, junto a su trono, su esposa Claudia Prócula, arrodillada, pidiendo clemencia para el divino reo. Todas las figuras que aparecen en el “paso” son de Castillo Lastrucci, excepto el centurión, obra de Álvarez Duarte y la Imagen del Señor. La canastilla es obra de Pérez Calvo y fue estrenada en el año 1955, luciendo en las esquinas cuatro templetes relicarios de plata, que custodian las imágenes de San Basilio, San Gil, Santo Domingo y San José, todos obras de Femando Marmolejo. El Señor posee cuatro túnicas bordadas que va alternando cada año, bordadas dos de ellas por Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1889 y 1909), el taller Sobrinos de José Caro (1944) y Angela Navarro Calderón (1960)

Los comentarios están cerrados.