La hermandad Matriz de Almonte ha recibido este sábado 18 Mayo el traje y el manto que lucirá la Virgen del Rocío en la próxima Romería de Pentecostés

La hermandad Matriz de Almonte ha recibido este sábado el traje y el manto que lucirá la Virgen del Rocío en la próxima Romería de Pentecostés, que este año coincide con la celebración del Centenario de la Coronación La obra ha sido bordada en el taller del jerezano Fernando Calderón y donada por rocieros y devotos de la ciudad gaditana después de cinco años de laborioso diseño y “puntadas de amor”.

Durante la ceremonia de entrega y bendición, Fernando Calderón tomó la palabra para resumir, visiblemente emocionado, esta historia de amor que comenzó en diciembre de 2014 cuando recibió este encargo que, como dijo, ha supuesto lo más grande para su familia y su taller. El guión que traigo es el del corazón, de la devoción que mi familia y mi persona tenemos hacia la Virgen del Rocío, se sinceró a la plantas de la Blanca Paloma y una vez que se hubo presentado tanto el traje como el manto de la Patrona de Almonte, así como del Pastorcito Divino.

Se trata de una obra soberbia que ya es conocida como el traje del centenario, tanto por la idea que lo ha motivado como por el momento en que se ha bendecido”, explicó por su parte el presidente de la Matriz de Almonte, Juan Ignacio Reales.

«…no es obra humana»
Entre los detalles del diseño, este artista jerezano ha destacado algunos, como la alusión al ya santo Papa Juan Pablo II, quien impulsó aún más esta devoción en su visita a la aldea donde pronunció la célebre frase «Qué todo el mundo sea rociero; a la advocación del Rocío del Cielo; o escudos, como el de la Hermandad Matriz de Almonte; el del pueblo almonteño; o del Papa Francisco, como prueba del «periodo histórico en el que se confecciona el traje». Como colofón a todo ello, se incluye entre el traje y el festón del manto la letra «La Virgen del Rocío no es obra humana», de la conocida sevillana de Muñoz y Pabón, gran artífice de la Coronación.

Los comentarios están cerrados.