Hermandad Nuestra Señora del Carmen de san Gil

Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora del Carmen

 Parroquia de San Gil

Vestidor de la imagen:José Manuel Lozano Rivero
Capataces:Francisco Javier y Miguel Ángel Pagés Fernández
Acompañamiento musical:Banda Municipal de Música de Arahal
Hermano mayor:Joaquín Fajardo Pérez
Imagen:Nuestra Señora del Carmen(José Ordóñez)
Fundación:1905
Templo:Parroquia de San Gil Abad

Referencia histórica.– Esta Hermandad nació en el año 1905 en el famoso barrio de la Macarena, posiblemente precedida por alguna otra asociación o grupo devocional carmelitano. Pertenecieron a ella la reina Amelia de Portugal y la infanta María Luisa. En las veladas que tenían lugar con motivo de su festividad se iluminaba “profusamente” el Arco, tan emblemático de su barrio.

En 1936 la desgracia se cebó sobre ella, perdiendo durante el incendio del templo de San Gil todos sus enseres, hasta el punto de que estuvo algún tiempo sin vida. Reorganizada en 1940 en la iglesia del Hospital Central por un grupo de hermanos supervivientes, tres años después volvió a su parroquia e inmediatamente inició una ejemplar tarea de reconstrucción, cuyos frutos están a la vista de todos.

Referencia artística.- La imagen actual es obra de José Ordóñez, donada por el fundador don Gabriel Espinal. El Niño Jesús fue tallado en 1966 por Francisco Buiza, quien también retocó en 1975 a la Virgen, mejorando su aspecto y su policromía. Es de tamaño natural, ataviada conforme a la iconografía carmelitana: manto blanco, caído a manera de capa, y saya marrón, sobrepuesta por escapulario rectangular de igual tono.

Luce sobre magnífico paso salido en 1961 de los talleres de Salas y Vázquez, alumbrado por jugosos candelabros que ofrecen gran valentía y versatilidad de líneas. Estos últimos se compraron en 1958 a la Cofradía de la Macarena, donde habían servido indistintamente para los pasos de la Sentencia y del Rosario. Sobre el arbotante trasero de la peana va un arcángel recogiendo el manto de la Señora. Los querubines niños que exornan estas andas se deben a Buiza.

La mayoría de los bordados son de doña Josefa Roldán y de Villarreal todas las orfebrerías, inclusive la corona, estrenada en 1966, y que puede considerarse como la obra póstuma de ese insi

gne orfebre. Recientemente Doña Ketty Camacho García, ha bordado y donado otra estupenda saya de salida. El juego de insignias resulta bastante completo, no faltando ni el detalle de unas hermosas dalmá

ticas para los acólitos. La cruz procesional imita las antiguas parroquiales y el asta de la bandera concepcionista se adorna con bonita efigie de la Pureza. La capilla donde hoy se venera, logró salvar del fuego una apreciable reja, fechada en 1623.

 

 

Los comentarios están cerrados.