DERRIBO DE LA CRUZ DE LOS CAÍDOS DE AGUILAR DE LA FRONTERA

El Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera, gobernado por IU con mayoría absoluta, ha derribado hoy la Cruz de los Caídos del Convento de las Descalzas en aplicación, según su alcaldesa, de la Ley de Memoria Histórica y ello a pesar de que contaba con el rechazo de Vox, de las cofradías de este municipio así como de gran parte de la población del mismo, sin olvidar que la Asociación Abogados Cristianos anunció había iniciado acciones judiciales de carácter contencioso-administrativo para solicitar de inmediato medidas cautelares que impidieran la retirada de la Cruz en tanto no se pronunciara un juez.

Tristemente no ha dado tiempo a que la justicia se pronuncie pues cuando se ha anunciado el citado recurso los operarios del Ayuntamiento ya estaban derribando la Cruz.

Sin embargo, cabe destacar que a la Cruz de los Caídos se le retiró la placa y eso sería motivo para desvincularla del asunto de la Memoria Histórica. No obstante, a pesar de ello desde el consistorio deciden continuar con la idea de retirarla aduciendo que entorpece la visibilidad de un monumento histórico catalogado como Bien de Interés Cultural.

Así, los argumentos del Ayuntamiento se entremezclan y contradicen pues asegura, por un lado, que el derribo de la Cruz se ampara en la Ley de Memoria Histórica y por otro, manifiesta que la destrucción de la misma entorpece la visibilidad del monumento. A todo ello hay que añadir que la Junta de Andalucía no ha establecido ninguna obligatoriedad de eliminar la Cruz, porque no tiene ninguna relación con la Ley de Memoria Histórica, según fuentes de la administración.

Así, entre protestas vecinales se ha derribado una Cruz que no molestaba a nadie, sino más bien reconfortaba a todas aquellas personas que se acercaban a ella y a las propias monjas del Convento.

Este hecho ocurrido hoy en Aguilar de la Frontera vuelve a atentar contra los sentimientos religiosos de la mayoría de la sociedad; alimenta el odio, la ruptura y la separación de la población y hace que no se respete la Libertad Religiosa, y por ende, todas las libertades, haciendo patente la persecución que hoy día sufre el Cristianismo.

Elena Romero Peralta

Fuente fotografìa Cordopolis

Los comentarios están cerrados.